Desarrollo Web - KOOD Web Studio
Noticias > Cartas enviadas a Gobernadora de Tierra del Fuego
Cartas enviadas a Gobernadora de Tierra del Fuego

Cartas enviadas a la Sra. Gobernadora Fabiana Ríos y Diputada Claudia Andrade




TEXTO COMPLETO:

Provincia de Tierra del Fuego,
Antártida e Islas del Atlántico Sur:

S / D

Tenemos el agrado de comunicarnos con Usted a fin de expresarle la preocupación y disconformidad que expresamos como miembros de la dirección de la Asociación Obstétrica Argentina, sobre el veto parcial, Decreto Provincial Nº 1996/15, del proyecto de Ley que regula el Ejercicio de la Profesión de los Licenciados en Obstetricia, Licenciados Obstétricos, Obstétricas y Obstétricos en la Provincia de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur, sancionado en la Sesión Ordinaria del día 13 de agosto de 2015, tomando intervención el Ministerio de Salud emitiendo la Nota M.S Nº 3112/15, vetando en su Artículo 5º los incisos a), b), d), e), j) y n).

En principio, deseamos informarle que el proyecto de ley sobre el que fuera vetado por la Señora Gobernadora, de los incisos mencionados anteriormente, resulta similar en parte y con idénticos incisos (los que fueron vetados) del proyecto de Ley Nacional –actualmente en estado parlamentario- N° 2895/14, el cual ha sido examinado y aprobado por la Comisión de Salud y las diferentes comisiones de la Honorable Cámara de Diputados de la Nación, siendo además analizada, trabajada y aprobada por el Ministerio de Salud de la Nación, junto a todas las instituciones representativas de Obstétricas, solicitando la opinión además a la institución más importante de Ginecología del país, llegándose a la conclusión de todos los intervinientes que “ninguna profesión avanza sobre otra”, por lo que no entendemos las diferencias conceptuales entre pares profesionales con altos cargos gerenciales en salud; continuando el hilo de la justificación vertida por el Ministerio de Salud, decimos que hemos y estamos presentando proyectos de ley en varias provincias de nuestro país, como ejemplo de ellos son Córdoba y San Luis (en donde fue aprobada) y la reciente aprobación en la Pcia. de Buenos Aires 30/09/15, todo ello con la imperiosa necesidad de reivindicar la profesión de Obstétrica/o y el reconocimiento que nuestra profesión no debe ser tenida en cuenta desde lo asistencial como una profesión de colaboración (como lo decretó en 1967 la dictadura militar del General Juan Carlos Ongania). 
El trabajo del profesional Obstétrico, es el de asistir y controlar el embarazo, parto y puerperio de bajo y mediano riesgo, actividad que hemos realizado desde las etapas del empirismo incluyendo el alto riesgo cuando aún los médicos no actuaban como médicos porque aún no ingresaban en el conocimiento de la obstetricia. A la capacitación de orden biológico como ser obstetricia normal y patológica, anatomía, fisiología, obstetricia quirúrgica etcétera -todas éstas materias anuales- le sumamos un plus del conocimiento integral de la mujer que abarca la psicología, antropología, salud mental, preparación integral para la maternidad y sociología. Esta es una gran diferencia con lo que realiza el médico obstetra que atiende los embarazos, partos y puerperios de alto riesgo, aquí es donde se marca el límite y donde se asienta la aseveración que NO somos profesionales de colaboración, lugar donde nos ha intentado incluir el decreto ley 17132/67 de orden antidemocrática y autoritaria, como Usted no puede desconocer. Por esa razón desde nuestra Asociación hemos colaborado con los proyectos de leyes desde los períodos parlamentarios de los años 1995/1996/ 1997/ 1998/ 1999/ 2000/ 2001 al 2007, 2010, 2011, 2012 y 2014, algunos de estos proyectos obtuvieron media sanción, otros aún no han sido tratados por las Cámaras respectivas, lo que indica la deuda que tiene la democracia con la profesión, desde hace medio siglo, en que fueron cercenados los derechos de nuestras profesionales. Estamos convencidos como profesión del trabajo en equipo, la mutua colaboración con todos los profesionales de la Salud y sus diferentes especialidades médicas.

Queremos decir que nuestras profesionales han abandonado hace mucho tiempo la mera participación empírica, base de nuestro saber actual y que nos encontramos altamente capacitadas para las tareas de los seis incisos que ha vetado, la señora gobernadora.

No somos improvisados ya que nuestra currícula universitaria de cinco años nos da competencias para “la asistencia del embarazo, parto y puerperio normal con un enfoque bio-psico-social, y de acciones de promoción y prevención de la salud”. El egresado de la Licenciatura en Obstetricia de esta Universidad está capacitado para desarrollar las siguientes competencias asistenciales: 
• Asesoramiento pre, concepcional y postconcepcional.
• Detección y control precoz de embarazo.
• Realizar consejería y promoción de educación para la salud.
• Formar parte de equipos interdisciplinarios en diferentes problemáticas obstétricas.
• Realizar actividades de educación sexual y procreación responsable, y proporcionar y/o
• Prescribir métodos de planificación familiar, localmente disponibles y culturalmente aceptables. Implementar acciones de atención primaria de la salud (APS).
• Planificar, ejecutar, evaluar y coordinar programas de preparación integral para la maternidad que incluye la preparación psico-física para el embarazo, el periodo dilatante, parto y puerperio.
• Atención del embarazo normal: Controles pre-natales: Indicar e interpretar análisis de laboratorio y todos los métodos auxiliares necesarios de diagnóstico para la detección precoz del riesgo obstétrico.
• Detección precoz de patologías y otros factores de riesgo obstétrico, reproductivo o social y derivarlos oportunamente al especialista y/o nivel de atención correspondiente. 
• Acciones de prevención de cáncer genito-mamario y enfermedades de transmisión sexual (E.T.S). Enseñanza de técnicas de auto-examen mamario.
• Realizar e informar monitoreo cardiotocográfico fetal y participar en el equipo de salud fetal.
• Indicar plan de vacunación según normas.
• Extender certificados de gestación, atención, descanso pre y post-natal y nacimiento.
• Asistir al parto, alumbramiento y puerperio normal. Realizar el diagnóstico del trabajo de parto.
• Disponer la internación de la embarazada en establecimiento de salud.
• Realizar control y conducción del trabajo de parto: practicar amniorresis, suministrar antiespasmódicos, uterohinibidores y oxitócicos. 
• Realizar parto y alumbramiento normal, practicar episiotomía y episiorrafia.
• Ejecutar medidas de emergencia y urgencia en caso necesario hasta que concurra el especialista.
• Dar asistencia inmediata al Recién Nacido sano, reconocer signos de alarma en ausencia del especialista.
• Control del Puerperio inmediato y alejado.
• Promover lactancia materna y monitorear su evolución en el puerperio, para lograr un óptimo equilibrio del binomio madre-hijo.
• Participar en la gestión de los cuidados materno-infantil y de la salud reproductiva.
• Participar en la definición de políticas de salud y gestión del área materno infanto-juvenil.
• Asesorar arbitrajes y peritajes ligados a la profesión del/a obstétrico/a.
• Planificar, organizar, coordinar y realizar actividades docentes en sus diferentes modalidades.
• Ocupar cargos docentes en la Universidad y otras instituciones.
• Planificar, organizar, coordinar, dirigir y dictar cursos de grado y posgrado.
• Planificar estudios relacionados con la salud sexual y reproductiva y otro campo de su competencia.
• Diseñar, elaborar, ejecutar y/o evaluar proyectos de investigación, así como trabajos de investigación. Publicar y difundir trabajos de investigación.”

De hecho todos estos enunciados son nuestro accionar diario tanto en APS como en guardia obstétrica en el segundo nivel de atención. En muchos sectores del país incluyendo la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y la provincia de Buenos Aires, la obstétrica es quien encamina el control de embarazo y puerperio de bajo y mediano riesgo, detectando los riesgos que aumentan los índices de morbimortalidad materno infantil, en consultorio con resultados sorprendentes por la calidad de atención tanto en lo biológico como psicológico y social.

Realizamos asesoramiento anticonceptivo y de educación sexual y remarcamos la importancia de la consulta preconcepcional para evaluar la futura lactancia, disminuir la mortalidad materna (alcanzando los ODM objetivos del milenio), aborto, embarazo adolescente y enfermedades de transmisión sexual. Recordemos que en Argentina la mortalidad materna ha alcanzado en el 2011 una tasa de 44 muertes por cada cien mil nacidos vivos, como así también la importancia del conocimiento de enfermedades preexistentes para la disminución de impactos negativos sobre el feto y, la administración de ácido fólico para la prevención de anomalías y defectos del tubo neural.

El ANSES y las obras sociales reconocen las firmas de los profesionales obstétricos en los certificados para la asignación por hijo, prescribimos y analizamos análisis para poder detectar la patología y derivar en tiempo y forma al obstetra y cuando se encuentra en soledad en una guardia continua llevando adelante el trabajo de parto, y ante una emergencia priorizando la vida debe tomar las acciones necesarias para ese fin las que a veces incluyen la medicalización para lo cual también nos encontramos preparadas gracias a la capacitación universitaria de farmacología.

Deseamos expresar que la Organización Mundial de la Salud (OMS) menciona nuestra profesión como eslabón “costo- eficiente” del equipo de salud y como profesión eje fundamental en el descenso de la mortalidad materna, reconociendo nuestro compromiso con la PREVENCIÓN.

Algunas de las estrategias que propone el Ministerio de Salud de la Nación referidas a la salud comunitaria, para el fortalecimiento del control prenatal son:
- Incorporación de personal capacitado como los obstétricos porque cumple con un rol esencial en el control de embarazo, parto y puerperio y en actividades de prevención y promoción de la mujer.
- Apertura de carreras universitarias de obstetricia, especialmente en los lugares que se cerraron en épocas del proceso.
- Propiciar la aprobación del Proyecto de Ley del Ejercicio Profesional de Obstétricas/os que INCLUYE LOS NUEVOS ROLES actualmente en la Cámara de Diputados.

Es importante destacar la tarea de prevención en la provincia que usted gobierna, en donde ante la ausencia de profesionales obstétricas en los hospitales existía un índice de cesáreas de más del sesenta por ciento (60%) de los nacimientos anuales, la inclusión de profesionales obstétricas han logrado el descenso de estas intervenciones quirúrgicas.

Entendemos que socialmente, en muchos casos, hay un desconocimiento de nuestra profesión, subestimándonos, en contrariedad a lo que sucede en los países europeos respecto a la atención materna infantil con excelentes resultados.

Debemos nivelar con el concepto de lograr la mejora en el conocimiento de la atención obstétrica, eliminando prácticas tales como la cura de la vulvovaginitis con óvulos de ajo o la falta de administración de sulfato ferroso, o el avance de las denominadas “Doulas”, empíricas sin conocimiento suficiente para ser parte del equipo de salud.

En definitiva la impugnación y veto de estos incisos que beneficiarían a la comunidad, redundará en consecuencias nefastas para las mujeres y sus hijos.

Creemos Sra. Diputada que el veto realizado por la Sra. Gobernadora Fabiana Ríos de estos incisos es vetar acciones para los Profesionales Obstétricos con débiles justificaciones que al no considerar lo valioso que significa la pérdida de tiempo en discusiones se van a reflejar a futuro en una pérdida de beneficios para la comunidad fueguina. Entonces si ya justificamos debidamente y con documentación todo lo que hacemos nos preguntamos ¿cuál es el objetivo de vetar acciones que ya se realizan desde hace tiempo y que los médicos saben que se hacen?, en un equipo de salud la colaboración es mutua, solicitar autorizaciones en la dinámica de una guardia o cuando el médico está en una urgencia u operando, solo impide la correcta y debida atención de las ciudadanas. Que quede claro que no somos improvisados y tenemos la capacitación adecuada y la responsabilidad.

Señora Diputada, alentamos a que la lectura y la correcta información de nuestra profesión, le permita a los integrantes de la Honorable Cámara reveer la decisión del veto, y de esa forma este proyecto de ley no se convierta en una copia del decreto Ley 17132/67.

Desde ya le ofrecemos nuestra colaboración en caso de resultar necesario, nuestro asesoramiento y nuestra presencia en favor de la salud materno-infantil para lo cual trabajamos día a día.

Saludan a Usted atentamente.

 

Graciela Gerace Julia Fabbri

Comité Científico Presidente

I Extraído del título de licenciado en obstetricia de la UBA que se adjunta
II Adjuntamos Resolución 240/14 del Ministerio de Salud de Mendoza “Vademécum Obstétrico”.