Desarrollo Web - KOOD Web Studio
Noticias
Epidemia de cesáreas: en el país se practican el doble de lo que recomienda la OMS

Epidemia de cesáreas: en el país se practican el doble de lo que recomienda la OMS

Nota por Mariana García para el diario Clarín. Lunes 13 de Junio de 2016.


Salud,

El último informe sostiene que no hay evidencia científica para que representen más del 15% de los partos. Sin embargo, en la Argentina superan el 30% y en el sector privado alcanzan el 67%.

 

 

Preocupación. Desde la Asociación Obstétrica Argentina señalan a las cesáreas como otro eslabón de la violencia hacia la mujer.
 

Sólo la llegada de un hijo puede hacer olvidar a una mujer que un segundo antes su cuerpo era una bolsa de huesos y tendones retorciéndose. A diferencia de otros dolores, el del parto es el único que tiene un sentido, traer a la vida un hijo. Sin embargo, cada vez son más las mujeres que, por decisión, sumisión o ignorancia, llegan a ser madres sin conocer ese dolor.

“Epidemia de cesáreas” advierte en su último informe sobre epidemiología la Organización Mundial de la Salud (OMS). Y coloca a nuestro país entre los que tienen una de las mayores tasas de cesáreas. Aquí, el porcentaje de cirugías duplica lo indicado por la OMS. Mientras que el organismo sostiene que no existe ninguna evidencia científica para que las cesáreas representen más del 15 por ciento de los partos, en Argentina esa tasa es del 30,9%, un porcentaje que en el sector privado puede alcanzar hasta 67%. La tendencia se mantiene en aumento desde hace cinco años, a pesar de todas las recomendaciones de la OMS. Es decir que los niños argentinos que llegan al mundo por parto natural empiezan a ser una minoría.

Pero la OMS llama la atención sobre otro dato: si bien este solía ser un fenómeno asociado al negocio de las clínicas privadas, hoy el número de cesáreas innecesarias también se está replicando en los hospitales públicos. Ariel Karolinski, obstetra en el Hospital Durand y consultor de la OMS señala que nuestro país se encuentra a la vanguardia en la atención que reciben las mujeres en el momento del parto, pero “este aspecto no es una garantía de la calidad de cuidados que se proveen en la atención del embarazo, parto y puerperio. Las imposiciones del mercado, las modas, la desinformación y la falta de participación de las usuarias y las familias en la toma de decisiones vinculadas al cuidado de la salud motivaron que ciertas prácticas como la atención del parto fuera progresivamente medicalizándose. En otras palabras, esto implica una participación activa del sector médico en la realización de prácticas que muchas veces son injustificadas y no están exentas de riesgos y complicaciones”.

Desde el Ministerio de Salud, también coinciden en el diagnóstico. “Hay toda una cultura de que el paciente tiene que ser lo más calladito posible y esto se traslada al momento del parto. Y a esto se suma la cultura de la inmediatez, queremos todo en el momento”, opina Dora Vilar de Sarachaga, subsecretaria de Atención Primaria, quien agrega que existen clínicas en las que el porcentaje de las cesáreas llega al 80%. Desde la Asociación Obstétrica Argentina, Catalina Gerace, señala que la imposición de cesáreas constituyen una costado más de violencia contra la mujer: “En las clínicas privadas existe una cuestión económica y en los públicos el problema es lo legal. Los médicos no quieren problemas, entonces comienzan a manipular a la mujer desde el embarazo, en el momento en que está más vulnerable”.

Un estudio presentado con el informe de la OMS muestra que a pesar de la epidemia de cesáreas el 46% de las mujeres encuestadas por la consultora Voices señaló que el parto natural sigue siendo la mejor opción. El estudio, impulsado por la especialista Victoria Seguí, también mostró la otra cara: la mayoría –el 55%–aseguró que las cesáreas continuarán aumentando y que, a pesar de los riesgos, el 27% de las mujeres prefiere someterse a esta cirugía.

La psicóloga Aixa Ezcurra sostiene que las mujeres deberían prepararse durante el embarazo: “Es importante lo que di en llamar ‘la higiene del embarazo’: que se alimente adecuadamente, con comidas y bebidas de bajo contenido en sodio y que tome momentos de descanso cortos durante el día junto con un trabajo corporal adecuado para el embarazo. Esto ayuda a llegar al final del embarazo con tejidos flexibles y no edematizados, sin riesgo de hipertensión arterial, que reduce la posibilidad de la aparición de preeclampsia. Esto mejora el estado clínico de la mamá y ayuda al médico a poder esperar un poquito más de la semana 40 para decidir, por ejemplo, inducir el parto. El estado clínico de la mamá y un buen monitoreo de las últimas semanas son herramientas importantes para que el médico pueda decidir esperar unos días más”.

 

En el mapa mundial, Argentina está en rojo, incluso bastante más alto que la tasa en promedio de América Latina (23,7%). Para tratar de revertir esta situación, el año pasado se reglamentó la ley de parto humanizado que, en entre otras cosas, obliga a las instituciones a darle a la mujer el tiempo necesario para poder parir a su hijo como quiera.

http://www.clarin.com/sociedad/Epidemia-cesareas-practican-recomienda-OMS_0_1594040721.html

 
LEY 1056 de Obstetricia

LEY DE EJERCICIO PROFESIONAL DE LICENCIADOS EN OBSTETRICIA, LICENCIADOS OBSTÉTRICOS, OBSTÉTRICAS Y OBSTÉTRICOS DE LA PROVINCIA DE TIERRA DEL FUEGO, ANTÁRTIDA E ISLAS DEL

ATLÁNTICO SUR

Artículo 1º.- El ejercicio profesional de Licenciados en Obstetricia, Licenciados Obstétricos, Obstétricas y Obstétricos en la Provincia de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur, se regirá por las prescripciones de la presente Ley.

Artículo 2º.- El ejercicio profesional de la Obstetricia, se encuentra respaldado  por el título de Licenciado en Obstetricia, Licenciado Obstétrico, Obstétrica y Obstétrico.

Artículo 3º.- La inscripción y habilitación para el ejercicio de esta profesión, su control y todo otro tipo de manejo de la matrícula respectiva, se realizará en el Ministerio de Salud, el que lo hará a través de sus dependencias competentes y específicas, mediante la inscripción en los registros respectivos y provisión de un carnet donde conste la habilitación para el ejercicio de la profesión.

Artículo 4º.- El ejercicio profesional de la Obstetricia se autorizará a las personas que posean:

a) título de Licenciado en Obstetricia, Licenciado Obstétrico, Obstétrica y Obstétrico, otorgado por universidad nacional, provincial, escuelas nacionales o provinciales, de nivel superior no universitario, que hayan sido habilitadas por el Estado Nacional en las condiciones que se reglamenten;

b) título de Licenciado en Obstetricia, Licenciado Obstétrico, Obstétrica y Obstétrico, otorgado por universidad extranjera y lo hayan revalidado en universidad nacional o habilitado por universidad nacional de acuerdo con tratados internacionales de reciprocidad;

c) acreditación de identidad personal;

d) domicilio real y que constituyan domicilio legal en la Provincia; y

e) que no se encuentren inhabilitados por autoridades competentes nacionales, provinciales, municipales o de su país de origen para el ejercicio de esta profesión.

Artículo 5°.- Son facultades de los Licenciados en Obstetricia, Licenciados Obstétricos, Obstétricas y Obstétricos:

a) dar consulta obstétrica a la mujer en las etapas preconcepcionales;

b) diagnosticar, monitorear, dar tratamiento, asistencia profesional obstétrica a gestantes, parturientas y puérperas de bajo y mediano riesgo;

c) detectar en la madre o en el niño los signos indicadores de anomalías que precisen la intervención de un médico; referir y derivar según los niveles de atención, tomando las medidas de emergencia en ausencia del médico;

d) prescribir fármacos de su competencia;

e) indicar e interpretar los exámenes auxiliares de diagnóstico;

f) realizar detección precoz de cáncer cérvico uterino y mamario y referir al nivel correspondiente;

g) fomentar la lactancia materna con el fin de colaborar con el equilibrio del binomio madre-hijo;

h) realizar y coordinar los cursos de psicoprofilaxis obstétrica;

i) asesorar sobre métodos de planificación familiar;

j) dar consulta;

k) brindar consejos sobre medidas preventivo asistenciales de salud reproductiva;

l) referir casos de problemas de salud no obstétrico a los profesionales competentes;

ll) dar consejería a escolares y adolescentes;  

m)participar en el campo de la medicina legal, efectuando peritajes dentro de su competencia;

n) extender certificados de gestación, atención, descanso pre y posnatal, nacimiento y otros;

ñ) asumir responsabilidad legal profesional;

o) en la función administrativa podrá planificar, programar, coordinar, organizar, dirigir, supervisar, evaluar, monitorear, asesorar las actividades de atención materno-infantil, sexual y reproductiva;

p) planificar, programar, organizar y ejecutar actividades docentes; y

q) diseñar, elaborar, ejecutar y evaluar proyectos de investigación.

Artículo 6°. - El profesional Licenciado en Obstetricia, Licenciado Obstétrico, Obstétrica y Obstétrico está obligado a:

a) ejercer su labor dentro de los límites de incumbencia de su profesión, debiendo tomar los recaudos a su alcance para el permanente control de su ejercicio profesional;

b) cumplir con las leyes, reglamentos y toda norma que se dicte por autoridad competente respecto a la profesión;

c) proceder en todo momento de conformidad con las reglas éticas que regulan la profesión;

d)  prestar la colaboración requerida por autoridad sanitaria en caso de emergencia;

e) guardar secreto profesional salvo, en las excepciones que fijan las leyes pertinentes;

f) informar al paciente -y/o a su responsable- de las características y posibles riesgos y beneficios de cualquier método a utilizar o práctica a realizar;

g) respetar la voluntad del paciente en cuanto sea negativa a la realización de cualquier procedimiento propuesto y/o indicado;

h) certificar y extender informes, debiendo constar en los mismos nombre completo, profesión, número de matrícula, fecha y la firma del profesional;

i) dar cumplimiento a las normas de registro, información, denuncia o notificación de tipo estadístico y/o epidemiológico que el organismo competente de la salud pública fueguina lo disponga para los profesionales que ejerzan en la Provincia; y

j) controlar y supervisar el correcto cumplimiento de las indicaciones dadas al personal técnico y/o auxiliar bajo sus directivas, así como su actuación dentro de los estrictos límites de su habilitación e incumbencia; siendo solidariamente responsable por los mismos, si por insuficiente o deficiente control sobre ello resultare daño a quien se asiste.

Artículo 7°.- Queda prohibido a los Licenciados en Obstetricia, Licenciados Obstétricos, Obstétricas y Obstétricos:

a) anunciar o prometer métodos diagnósticos o de preparación y atención de la embarazada o el parto, infalibles o secretos;

b) interrumpir la gestación por cualquier razón, provocando el aborto o inducir el parto del feto no viable;

c) aplicar a la práctica profesional, en ámbito privado o público, métodos de utilidad no reconocida por instituciones científicas o académicas relevantes;

d) anunciar una especialidad no reconocida en los términos de la legislación provincial vigente al respecto;

e) percibir remuneraciones por prestaciones o prácticas que no haya realizado o en las que no haya participado, así como registrarlas en cualquier tipo de

documentación y emitir certificaciones e informes al respecto;

f)  participar sus honorarios a otros profesionales de la salud;

g) percibir bonificaciones, beneficios o participación de honorarios de otros profesionales, laboratorios, empresas de servicios o que elaboren, fraccionen o comercialicen insumos de laboratorio, fármacos, cosméticos, productos dietéticos o cualquier otro elemento utilizado en la prevención, el diagnóstico y el tratamiento de enfermedades o la prevención de la salud;

h) utilizar en los informes signos, abreviaturas o claves que no sean reconocidos como de su uso habitual y aceptados por autoridad académica competente;

i) ejercer la profesión padeciendo enfermedades físicas o disturbios psíquicos o emocionales que pongan en riesgo la salud y la seguridad de los pacientes;

j) ejercer la profesión en locales, consultorios o instituciones asistenciales o de investigación no habilitadas en los términos impuestos por la legislación vigente, a excepción de la atención brindada en el domicilio de los pacientes; y

k) delegar en personal auxiliar o técnico facultades, funciones o atribuciones inherentes o privativas de su profesión.

Artículo 8°.- La autoridad de aplicación de la presente ley será ejercida por el Ministerio de Salud de la Provincia.

Artículo 9°.- El Poder Ejecutivo reglamentará la presente dentro de los sesenta (60) días de su promulgación.

Artículo 10.- Derógase toda otra norma legal reglamentaria o dispositiva que se oponga a la presente ley.

Artículo 11.-Comuníquese al Poder Ejecutivo.

 
Cartas enviadas a Gobernadora de Tierra del Fuego

Cartas enviadas a la Sra. Gobernadora Fabiana Ríos y Diputada Claudia Andrade




TEXTO COMPLETO:

Provincia de Tierra del Fuego,
Antártida e Islas del Atlántico Sur:

S / D

Tenemos el agrado de comunicarnos con Usted a fin de expresarle la preocupación y disconformidad que expresamos como miembros de la dirección de la Asociación Obstétrica Argentina, sobre el veto parcial, Decreto Provincial Nº 1996/15, del proyecto de Ley que regula el Ejercicio de la Profesión de los Licenciados en Obstetricia, Licenciados Obstétricos, Obstétricas y Obstétricos en la Provincia de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur, sancionado en la Sesión Ordinaria del día 13 de agosto de 2015, tomando intervención el Ministerio de Salud emitiendo la Nota M.S Nº 3112/15, vetando en su Artículo 5º los incisos a), b), d), e), j) y n).

En principio, deseamos informarle que el proyecto de ley sobre el que fuera vetado por la Señora Gobernadora, de los incisos mencionados anteriormente, resulta similar en parte y con idénticos incisos (los que fueron vetados) del proyecto de Ley Nacional –actualmente en estado parlamentario- N° 2895/14, el cual ha sido examinado y aprobado por la Comisión de Salud y las diferentes comisiones de la Honorable Cámara de Diputados de la Nación, siendo además analizada, trabajada y aprobada por el Ministerio de Salud de la Nación, junto a todas las instituciones representativas de Obstétricas, solicitando la opinión además a la institución más importante de Ginecología del país, llegándose a la conclusión de todos los intervinientes que “ninguna profesión avanza sobre otra”, por lo que no entendemos las diferencias conceptuales entre pares profesionales con altos cargos gerenciales en salud; continuando el hilo de la justificación vertida por el Ministerio de Salud, decimos que hemos y estamos presentando proyectos de ley en varias provincias de nuestro país, como ejemplo de ellos son Córdoba y San Luis (en donde fue aprobada) y la reciente aprobación en la Pcia. de Buenos Aires 30/09/15, todo ello con la imperiosa necesidad de reivindicar la profesión de Obstétrica/o y el reconocimiento que nuestra profesión no debe ser tenida en cuenta desde lo asistencial como una profesión de colaboración (como lo decretó en 1967 la dictadura militar del General Juan Carlos Ongania). 
El trabajo del profesional Obstétrico, es el de asistir y controlar el embarazo, parto y puerperio de bajo y mediano riesgo, actividad que hemos realizado desde las etapas del empirismo incluyendo el alto riesgo cuando aún los médicos no actuaban como médicos porque aún no ingresaban en el conocimiento de la obstetricia. A la capacitación de orden biológico como ser obstetricia normal y patológica, anatomía, fisiología, obstetricia quirúrgica etcétera -todas éstas materias anuales- le sumamos un plus del conocimiento integral de la mujer que abarca la psicología, antropología, salud mental, preparación integral para la maternidad y sociología. Esta es una gran diferencia con lo que realiza el médico obstetra que atiende los embarazos, partos y puerperios de alto riesgo, aquí es donde se marca el límite y donde se asienta la aseveración que NO somos profesionales de colaboración, lugar donde nos ha intentado incluir el decreto ley 17132/67 de orden antidemocrática y autoritaria, como Usted no puede desconocer. Por esa razón desde nuestra Asociación hemos colaborado con los proyectos de leyes desde los períodos parlamentarios de los años 1995/1996/ 1997/ 1998/ 1999/ 2000/ 2001 al 2007, 2010, 2011, 2012 y 2014, algunos de estos proyectos obtuvieron media sanción, otros aún no han sido tratados por las Cámaras respectivas, lo que indica la deuda que tiene la democracia con la profesión, desde hace medio siglo, en que fueron cercenados los derechos de nuestras profesionales. Estamos convencidos como profesión del trabajo en equipo, la mutua colaboración con todos los profesionales de la Salud y sus diferentes especialidades médicas.

Queremos decir que nuestras profesionales han abandonado hace mucho tiempo la mera participación empírica, base de nuestro saber actual y que nos encontramos altamente capacitadas para las tareas de los seis incisos que ha vetado, la señora gobernadora.

No somos improvisados ya que nuestra currícula universitaria de cinco años nos da competencias para “la asistencia del embarazo, parto y puerperio normal con un enfoque bio-psico-social, y de acciones de promoción y prevención de la salud”. El egresado de la Licenciatura en Obstetricia de esta Universidad está capacitado para desarrollar las siguientes competencias asistenciales: 
• Asesoramiento pre, concepcional y postconcepcional.
• Detección y control precoz de embarazo.
• Realizar consejería y promoción de educación para la salud.
• Formar parte de equipos interdisciplinarios en diferentes problemáticas obstétricas.
• Realizar actividades de educación sexual y procreación responsable, y proporcionar y/o
• Prescribir métodos de planificación familiar, localmente disponibles y culturalmente aceptables. Implementar acciones de atención primaria de la salud (APS).
• Planificar, ejecutar, evaluar y coordinar programas de preparación integral para la maternidad que incluye la preparación psico-física para el embarazo, el periodo dilatante, parto y puerperio.
• Atención del embarazo normal: Controles pre-natales: Indicar e interpretar análisis de laboratorio y todos los métodos auxiliares necesarios de diagnóstico para la detección precoz del riesgo obstétrico.
• Detección precoz de patologías y otros factores de riesgo obstétrico, reproductivo o social y derivarlos oportunamente al especialista y/o nivel de atención correspondiente. 
• Acciones de prevención de cáncer genito-mamario y enfermedades de transmisión sexual (E.T.S). Enseñanza de técnicas de auto-examen mamario.
• Realizar e informar monitoreo cardiotocográfico fetal y participar en el equipo de salud fetal.
• Indicar plan de vacunación según normas.
• Extender certificados de gestación, atención, descanso pre y post-natal y nacimiento.
• Asistir al parto, alumbramiento y puerperio normal. Realizar el diagnóstico del trabajo de parto.
• Disponer la internación de la embarazada en establecimiento de salud.
• Realizar control y conducción del trabajo de parto: practicar amniorresis, suministrar antiespasmódicos, uterohinibidores y oxitócicos. 
• Realizar parto y alumbramiento normal, practicar episiotomía y episiorrafia.
• Ejecutar medidas de emergencia y urgencia en caso necesario hasta que concurra el especialista.
• Dar asistencia inmediata al Recién Nacido sano, reconocer signos de alarma en ausencia del especialista.
• Control del Puerperio inmediato y alejado.
• Promover lactancia materna y monitorear su evolución en el puerperio, para lograr un óptimo equilibrio del binomio madre-hijo.
• Participar en la gestión de los cuidados materno-infantil y de la salud reproductiva.
• Participar en la definición de políticas de salud y gestión del área materno infanto-juvenil.
• Asesorar arbitrajes y peritajes ligados a la profesión del/a obstétrico/a.
• Planificar, organizar, coordinar y realizar actividades docentes en sus diferentes modalidades.
• Ocupar cargos docentes en la Universidad y otras instituciones.
• Planificar, organizar, coordinar, dirigir y dictar cursos de grado y posgrado.
• Planificar estudios relacionados con la salud sexual y reproductiva y otro campo de su competencia.
• Diseñar, elaborar, ejecutar y/o evaluar proyectos de investigación, así como trabajos de investigación. Publicar y difundir trabajos de investigación.”

De hecho todos estos enunciados son nuestro accionar diario tanto en APS como en guardia obstétrica en el segundo nivel de atención. En muchos sectores del país incluyendo la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y la provincia de Buenos Aires, la obstétrica es quien encamina el control de embarazo y puerperio de bajo y mediano riesgo, detectando los riesgos que aumentan los índices de morbimortalidad materno infantil, en consultorio con resultados sorprendentes por la calidad de atención tanto en lo biológico como psicológico y social.

Realizamos asesoramiento anticonceptivo y de educación sexual y remarcamos la importancia de la consulta preconcepcional para evaluar la futura lactancia, disminuir la mortalidad materna (alcanzando los ODM objetivos del milenio), aborto, embarazo adolescente y enfermedades de transmisión sexual. Recordemos que en Argentina la mortalidad materna ha alcanzado en el 2011 una tasa de 44 muertes por cada cien mil nacidos vivos, como así también la importancia del conocimiento de enfermedades preexistentes para la disminución de impactos negativos sobre el feto y, la administración de ácido fólico para la prevención de anomalías y defectos del tubo neural.

El ANSES y las obras sociales reconocen las firmas de los profesionales obstétricos en los certificados para la asignación por hijo, prescribimos y analizamos análisis para poder detectar la patología y derivar en tiempo y forma al obstetra y cuando se encuentra en soledad en una guardia continua llevando adelante el trabajo de parto, y ante una emergencia priorizando la vida debe tomar las acciones necesarias para ese fin las que a veces incluyen la medicalización para lo cual también nos encontramos preparadas gracias a la capacitación universitaria de farmacología.

Deseamos expresar que la Organización Mundial de la Salud (OMS) menciona nuestra profesión como eslabón “costo- eficiente” del equipo de salud y como profesión eje fundamental en el descenso de la mortalidad materna, reconociendo nuestro compromiso con la PREVENCIÓN.

Algunas de las estrategias que propone el Ministerio de Salud de la Nación referidas a la salud comunitaria, para el fortalecimiento del control prenatal son:
- Incorporación de personal capacitado como los obstétricos porque cumple con un rol esencial en el control de embarazo, parto y puerperio y en actividades de prevención y promoción de la mujer.
- Apertura de carreras universitarias de obstetricia, especialmente en los lugares que se cerraron en épocas del proceso.
- Propiciar la aprobación del Proyecto de Ley del Ejercicio Profesional de Obstétricas/os que INCLUYE LOS NUEVOS ROLES actualmente en la Cámara de Diputados.

Es importante destacar la tarea de prevención en la provincia que usted gobierna, en donde ante la ausencia de profesionales obstétricas en los hospitales existía un índice de cesáreas de más del sesenta por ciento (60%) de los nacimientos anuales, la inclusión de profesionales obstétricas han logrado el descenso de estas intervenciones quirúrgicas.

Entendemos que socialmente, en muchos casos, hay un desconocimiento de nuestra profesión, subestimándonos, en contrariedad a lo que sucede en los países europeos respecto a la atención materna infantil con excelentes resultados.

Debemos nivelar con el concepto de lograr la mejora en el conocimiento de la atención obstétrica, eliminando prácticas tales como la cura de la vulvovaginitis con óvulos de ajo o la falta de administración de sulfato ferroso, o el avance de las denominadas “Doulas”, empíricas sin conocimiento suficiente para ser parte del equipo de salud.

En definitiva la impugnación y veto de estos incisos que beneficiarían a la comunidad, redundará en consecuencias nefastas para las mujeres y sus hijos.

Creemos Sra. Diputada que el veto realizado por la Sra. Gobernadora Fabiana Ríos de estos incisos es vetar acciones para los Profesionales Obstétricos con débiles justificaciones que al no considerar lo valioso que significa la pérdida de tiempo en discusiones se van a reflejar a futuro en una pérdida de beneficios para la comunidad fueguina. Entonces si ya justificamos debidamente y con documentación todo lo que hacemos nos preguntamos ¿cuál es el objetivo de vetar acciones que ya se realizan desde hace tiempo y que los médicos saben que se hacen?, en un equipo de salud la colaboración es mutua, solicitar autorizaciones en la dinámica de una guardia o cuando el médico está en una urgencia u operando, solo impide la correcta y debida atención de las ciudadanas. Que quede claro que no somos improvisados y tenemos la capacitación adecuada y la responsabilidad.

Señora Diputada, alentamos a que la lectura y la correcta información de nuestra profesión, le permita a los integrantes de la Honorable Cámara reveer la decisión del veto, y de esa forma este proyecto de ley no se convierta en una copia del decreto Ley 17132/67.

Desde ya le ofrecemos nuestra colaboración en caso de resultar necesario, nuestro asesoramiento y nuestra presencia en favor de la salud materno-infantil para lo cual trabajamos día a día.

Saludan a Usted atentamente.

 

Graciela Gerace Julia Fabbri

Comité Científico Presidente

I Extraído del título de licenciado en obstetricia de la UBA que se adjunta
II Adjuntamos Resolución 240/14 del Ministerio de Salud de Mendoza “Vademécum Obstétrico”.

 
Mano de obra barata en hospitales (Carta a diario La Nación)
En respuesta a la nota publicada en la revista La Nación del día 26 de julio de 2015 "El Trabajo único de ayudar a dar vida", la Asociación Obstétrica Argentina solicita el derecho a replica en el mismo diario, por medio de la siguiente carta.


 
                                                                                                         CABA, 31 de julio 2015
 
Señora                                                                                              Ref. Doulas
Periodista:
María Ayzaguier.
 
                                                     Nos comunicamos con Ud. a fin de manifestarnos en disconformidad por la nota “El trabajo único de ayudar a dar vida” TEXTO Luciana Mantero // FOTOS Daniel Pessah, publicada en la revista La Nación del día 26 de julio de 2015.
En misma se publica la tarea que realizan las Doulas en el Hospital de Morón, resaltando como subtítulo “Un hospital público de Morón es uno de los pocos donde las Doulas acompañan a las parturientas para aliviar miedos y dolores. Cómo estas mujeres son clave para garantizar los partos respetados”, por lo que inferimos como en los medios gráficos, televisivas, radiales y blogs vemos como los referentes de Obstetricia reconocidos por el ambiente científico, están siendo reemplazados por esta “NEW AGE”, de lo mágico/empírico y/o astrológico, la cual se ha convertido en muy buen negocio, llevando a la población de embarazadas discursos que lejos están de la realidad que viven o van a vivir.
Lamentamos que un diario y su revista  publique  información tan distorsionada, dando a la población una noticia que confunde aún más  a las mujeres, especialmente aquellas que están por tener su hija/o, ya que desde siempre fue la Obstétrica o partera (nombre según el conocimiento popular) quien ha hecho y hace la contención y acompañamiento para aliviar dolores y miedos,  y posee la clave para garantizar un parto respetado según las incumbencia que le son conferidas en su capacitación universitaria de 5 años. 
Queremos echar un haz de luz sobre estos dichos por ustedes.  Un parto en período expulsivo o en avalancha, llamado parto domiciliario o callejero lo ATAJA  cualquier persona entrenada o no, pero recordemos que el trabajo de parto tiene mecanismos, la cabeza fetal recorre con sus diámetros el canal de parto, acomodándose en los diámetros de la pelvis materna, sus variedades van a guiarnos en la progresión del trabajo de parto, este es un momento crucial para el feto y la madre, nuestra capacitación universitaria  y científica nos da la posibilidad de detectar y actuar en consecuencia. A consecuencia  de todos estos procesos es cuando intervenimos y ofrecemos  todos nuestros conocimientos holísticos hacia la mujer la cual consideramos un todo y no “parte de” según  la medicina tradicional, o sea sabemos cómo y cuándo intervenir, sino se corre el riesgo de molestar, incomodar o importunar a la embarazada, lo que podría generar una perjuicio. Lamentablemente en estos tiempos donde se habla mucho del parto respetado y NO  se modifican las políticas públicas en salud, donde por ejemplo en una guardia de obstetricia en  media guardia o sea 12 horas, se realizan 17 y más partos como sucede en este hospital de Morón, es fácil ubicar mano de obra barata.
Señores es muy emotivo realizar una nota con una mujer agarrándole la mano a una embarazada, pero hay que contarle al público que la verdad que es que está faltando personal profesional y calificado para atender el binomio madre-hijo, y que cualquier mujer sea de la condición social que sea hay que brindarles lo mejor.
Nuevamente nos vamos a referir a la falta de información y para este caso le ofrecemos que visiten la página www.informedoula.com para que vean como fueron exoneradas del ámbito público desde la intervención del Ministerio de Salud de España y de otros países de Europa,  que conozcan un poco de quienes son mujeres, sin ningún tipo de formación académica, cuáles son sus prácticas y cuánto cobran en el ámbito privado en nuestro país sobre todo en zona norte y CABA. Aprovechamos la oportunidad para mencionar que ya se ha realizado una intervención desde la Asociación Obstétrica Argentina por la inclusión de Doulas en el Hospital Austral, por la publicación realizada por ustedes el 24 de julio de 2011   “Con Doulas, otra forma de dar a luz” sobre el mismo tema y con el mismo tenor de intencionalidad, subestimando a los profesionales obstétricos. Nos es llamativa la insistencia de su periódico, ofreciendo confusión.
Por último queremos expresar la animosidad de parte de ustedes de exhibir  una foto con la acción directa de la Doula (reconocida por su ambo lila), mientras que el resto del personal obstétrico hace caso omiso al trabajo de parto de la mujer,  expresando un desinterés o “deshumanización”, justificando la actividad de la Doula y justificando la mano de obra barata, y observando que en ningún momento  se ve la figura de ningún familiar, padre, amiga etc. como lo pide la ley 25.929, por lo que consideramos que interfieren en los vínculos familiares y/o desmembramiento de la familia, exponiendo una actividad egocéntrica y de divismo.
Esperamos nos den un derecho a réplica con las mismas oportunidades para expresar cuales son las necesidades de nuestra profesión.  En este momento estamos a la espera del tratamiento para la sanción del proyecto  de ley  D-2895/14 de regulación de la profesión de obstetricia la cual estamos esperando desde hace más de 48 años, presentando proyectos años tras años desde 1983, lo que nos permitiría  elevar el número de profesionales en los hospitales, sanatorios, obras sociales etc., con lo cual tendríamos  cada vez más partos humanizados y respetados,  para que ninguna Doula, profesores de yoga, profesores de gimnasia, kinesiólogos NO INTRUSEN nuestra  profesión mal enseñando obstetricia.  Con estas inclusiones creemos que las que no somos respetados somos los profesionales de la obstetricia y esto va directamente en perjuicio de las mujeres con el incremento de más mortalidad materna y neonatal.
                                                      Sin otro particular, saludamos muy atte.
 
 
                                                          
Graciela Gerace                                                                                          Julia Fabbri
Comité Científico                                                                                      Presidente

 
SEMANA MUNDIAL DE LA LACTANCIA MATERNA - 1 al 7 de AGOSTO de 2012



Del 1 al 7 de agosto se celebra en más de 170 países la Semana Mundial de la Lactancia Materna, destinada a fomentar la lactancia materna, o natural, y a mejorar la salud de los
bebés de todo el mundo. Según la Alianza Mundial pro Lactancia Materna, coordinadora de los eventos, la lactancia natural es el mejor modo de proporcionar al recién nacido los nutrientes que necesita. La OMS la recomienda como modo exclusivo de alimentación hasta los seis meses de edad.
Con la Semana Mundial se conmemora la Declaración de Innocenti, formulada por altos cargos de la OMS y el UNICEF en agosto de 1990 con el fin de proteger, promover y respaldar la lactancia materna.
 

 
PARIR ES PODER


SEMANA MUNDIAL DEL PARTO RESPETADO - 2014

En Argentina, desde el año 2004 rige la Ley 25929 la que se manifiestan los derechos de los  padres e hijos durante el proceso de nacimiento.

Esta Ley Nacional que abarca tanto al ámbito público como al privado, garantiza a las mujeres entre otros aspectos a parir en la forma, lugar y compañía que desee.

El parto respetado es:
*Reconocer en padres e hijos los verdaderos protagonistas.
*No intervenir o interferir rutinariamente en este proceso natural, si no existe una situación de riesgo evidente para la madre o él bebe por nacer.
*Reconocer  y respetar  las necesidades  individualidades de cada mujer y de su pareja y el modo en que deseen transcurrir esta experiencia.
*Respetar  la intimidad del entorno durante el parto y el nacimiento.
*Favorecer la libertad de posición y movimiento de la mujer durante todo el trabajo del parto.
*Promover el vínculo personalizado entre la madre, su pareja y el equipo de salud que interviene en la asistencia.
*Respetar la necesidad de la elección de la mujer, respecto de las personas que la acompañaran en el parto.



 
TURISMO 2015

NUEVO BENEFICIO PARA SOCIAS

Elegi el destino para tus vacaciones.
Hoteles, viajes, excursiones, viajes al exterior y cruceros.
Venta de pasajes.
Todo en cuotas.
Informes - 011 4126 3207/08

www.mutualgas.com.ar








 

 
<< Inicio < Prev 1 2 3 4 5 6 7 Próximo > Fin >>

Página 1 de 7